Usados ​​diariamente en la cocina, los paños de cocina se ensucian muy fácilmente ya que están continuamente expuestos a manchas difíciles de grasa, tomates, vino, chocolate y otros ingredientes difíciles de quitar. Recuerde que un paño de cocina ordinario es un terreno muy fértil para gérmenes y bacterias. Si no lo desinfecta regularmente, la contaminación es inevitable. Para proteger su salud contra estos microorganismos, su higiene debe ser impecable. Descubre las soluciones más adecuadas para una limpieza impecable.

¿Cómo se lavan los trapos de cocina?

toallas de cocina

logotipo de pinterest

Paños de cocina – Fuente: spm

Un paño de cocina mojado, manchado o desgastado puede causarle muchos problemas. Desafortunadamente, la mayoría de las personas descuidan su limpieza. Sin embargo, como es fundamental para la limpieza de la vajilla, es fundamental mantenerlo siempre en buen estado para evitar la proliferación de bacterias. Estos son algunos consejos probados para lavar y desinfectar correctamente los paños de cocina.

  • Con jabón de Marsella

Este clásico detergente, que gustaba especialmente a nuestras abuelas, te será muy útil para limpiar tus paños de cocina. Si opta por la versión líquida, ponga un poco en un recipiente con agua tibia y deje los paños en remojo durante al menos 20 minutos. A continuación, pasa al aclarado y lávalos a máquina con un detergente específico. ¡Las manchas desaparecerán por completo! Si prefiere la versión sólida, reduzca el jabón a escamas y déjelas disolver en agua caliente. Luego opere de la misma manera que con el jabón líquido. ¡Tus paños de cocina estarán limpios, suaves al tacto y, como beneficio adicional, olerán bien!

  • con bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio001

logotipo de pinterest

Bicarbonato de sodio – Fuente: spm

Este es un producto que siempre debe tener un lugar en tu despensa. No solo es útil para tus preparaciones culinarias, sino que también tiene un historial de propiedades quitamanchas que facilitan la limpieza de diversas superficies y elementos del hogar. Especialista en manchas difíciles, te ayudará a eliminarlas en poco tiempo. Como beneficio adicional, el bicarbonato de sodio blanqueará la tela y neutralizará los malos olores que se adhieren a los paños de cocina.

He aquí cómo hacerlo: en un tazón, mezcle un poco de bicarbonato de sodio con agua caliente, hasta obtener una pasta homogénea y cremosa. Luego frota el paño de cocina durante un rato para eliminar las manchas. Si siente un olor desagradable, no dude en remojar los paños de cocina en un recipiente con agua caliente y bicarbonato de sodio. Dejar actuar durante una buena media hora antes de enjuagar. Luego proceda con el lavado a máquina habitual.

  • con vinagre blanco

Al igual que el bicarbonato de sodio,  el vinagre blanco  nunca debe faltar en tu cocina. Gracias a su acidez es excelente para desmanchar y desinfectar los recipientes más difíciles de limpiar. ¿Tus paños de cocina están llenos de manchas de grasa y huelen fuertemente a aceite o pescado? No te preocupes, el vinagre lo eliminará rápida y eficazmente.

He aquí cómo hacerlo: en un tazón, mezcle con cuidado partes iguales de agua caliente y vinagre blanco. Remoje los paños de cocina en ella durante al menos media hora. Luego, enjuágalas y pasa al lavado a máquina habitual. Una vez finalizado el ciclo, ¡estarán perfectamente desinfectados y desodorizados!

Lava tus trapos con el truco de la olla

Ahora pasemos a un método ampliamente probado que puede aplicar de vez en cuando para desinfectar a fondo todos sus paños de cocina y trapos.

Estos son los pasos a seguir:

  • Primero, toma una cacerola grande y llénala con agua caliente. Debe ocupar 2/3 de su volumen.
  • Póngalo en la estufa y sumerja todos los trapos sucios en él.
  • Luego, vierte una taza de vinagre blanco, un poco de líquido para lavar platos y una taza de bicarbonato de sodio en la sartén.
  • Deja hervir durante unos 5-8 minutos. Recuerde remover los paños de cocina con frecuencia.
  • Luego, retire los paños de cocina y escúrralos bien.
  • Cuando se hayan enfriado un poco en el fregadero, frótalos enérgicamente.
  • Finalmente, póngalos en el tambor de la  lavadora y ejecute el programa apropiado.

Después de tal tratamiento, sus paños de cocina quedarán como nuevos. No más rastros de manchas antiestéticas, bacterias u olores desagradables. ¡Aquí están de nuevo, listos para usar!

Es bueno saberlo: si la limpieza es importante, también es útil cambiar los paños de cocina con regularidad, especialmente si están muy desgastados. Pero claro, lavarlos a menudo y cuidarlos adecuadamente ayudará a que duren en el tiempo. Además, no dudes en cambiarlas de vez en cuando por toallas de papel: absorben muy bien la humedad y pueden ser una alternativa útil a los  trapos .