En el coche, algunos accesorios no solo favorecen el confort, también mejoran la conducción, y por tanto optimizan la seguridad de los automovilistas. Este es el caso, en particular, de las alfombrillas. Sin embargo, la mayoría de las personas subestiman su funcionalidad y descuidan su mantenimiento. Sin embargo, para evitar el posible riesgo de accidentes en la carretera, es necesario mantenerlos adecuadamente o reemplazarlos periódicamente cuando los signos de desgaste sean perceptibles. Descubre cuándo y por qué necesitas cambiar las alfombrillas de tu coche.

¿Por qué necesitas cambiar las alfombrillas de tu coche?

alfombra de coche

logotipo de pinterest

Alfombrillas para coche – Fuente: spm

Las alfombrillas  para automóviles  son artículos económicos, en comparación con otros artículos en el automóvil, pero definitivamente tienen un impacto en el aspecto del interior. De este modo, protegen el suelo del vehículo contra las manchas y el desgaste. Pero como acumulan mucho polvo y residuos de suciedad, debes acordarte de limpiarlos periódicamente. Además, por motivos de limpieza y seguridad, conviene sustituirlos de vez en cuando cuando estén realmente dañados.

El cambio periódico de las alfombrillas nunca debe tomarse a la ligera. Sobre todo del lado del conductor. Porque este soporte no solo está relacionado con la limpieza, también tiene una importante vocación funcional. Si no cumple con los estándares adecuados, puede interferir con la conducción y causar daños graves. Por lo tanto, si las alfombrillas están desgastadas y no se reemplazan a tiempo, podrían afectar su propia seguridad.

¿Con qué frecuencia se deben cambiar?

Cambiar las alfombrillas de mi coche

logotipo de pinterest

Cambiar las alfombrillas de mi coche – Fuente: spm

Se recomienda cambiarlos al menos una vez cada dos años, o incluso una vez al año. De hecho, después de este período, debido al uso constante, comienzan a desgastarse y ya no cumplen sus funciones. Lo mejor sigue siendo comprobar su estado con regularidad para no ser pillado desprevenido.

Estas son las señales de advertencia a tener en cuenta:

  • alfombra resbaladiza

Cuando un tapete no permanece en su lugar y se mueve todo el tiempo, es muy molesto porque tienes que reajustarlo continuamente al lugar correcto. Incluso puede ser peligroso: si resbala constantemente, la alfombrilla del lado del conductor puede impedirle conducir correctamente. En particular, corre el riesgo de obstaculizarlo para poner los pies en los pedales. Si este es tu caso, ¡no esperes más para reemplazar tu  tapete  por otro antideslizante de preferencia!

  • mal tamaño

Si compró un juego de tapetes, es posible que algunos no sean del tamaño correcto. Eso sí, es fundamental que encajen perfectamente debajo de los asientos. Las alfombras que son demasiado pequeñas no protegerán el piso de manera efectiva, por lo que el piso estará plagado de derrames y suciedad todo el tiempo. Esto puede provocar la incrustación de manchas persistentes y malos olores en el habitáculo. En cambio, si la alfombrilla del lado del conductor es demasiado grande, te impedirá alcanzar los pedales. Por lo tanto, es importante encontrar los modelos más adecuados para su vehículo.

  • Tener puesto

Esta es la señal más evidente: un agujero en la moqueta no sólo es antiestético, sino sobre todo peligroso. Si tu zapato se hunde en este agujero, corres el riesgo de que tu pie se atasque y hagas una mala maniobra de conducción. Alcanzar los pedales rápidamente, sin ninguna restricción, es una condición imprescindible para  una conducción segura  y sin riesgos. Además, tan pronto como sienta la más mínima molestia, considere reemplazar la alfombra lo antes posible.

Por último, si suelen ser víctimas de la humedad o de derrames de líquidos, algunas alfombras pueden enmohecerse con el tiempo y oler muy mal. Por lo tanto, pueden afectar a todo el automóvil. A menos que los lave correctamente, es mejor cambiarlos rápidamente.

¿Y qué hay de la limpieza? En este sentido, cabe señalar que las alfombrillas de goma son alergénicas, duraderas y fáciles de limpiar. Idealmente, si buscas practicidad, estos son los modelos para ti. En cuanto a las alfombras de tela, ciertamente son menos funcionales, más tediosas de limpiar, pero son más estéticas y elegantes. Depende de usted decidir: la elección a menudo depende de las necesidades y preferencias del conductor.