El ajo es un ingrediente esencial en la cocina. Es él quien enaltece y da un sabor único a nuestros platos gracias a su aroma muy pronunciado. Pero además de dar sabor a nuestras recetas culinarias, está llena de virtudes medicinales para preservar nuestra salud: frena la caída del cabello, tiene efectos antisépticos y antiinflamatorios. Y eso no es todo: el ajo contiene alicina, un ingrediente activo que mata parásitos, bacterias y hongos. Tanto es así que te puede servir de muchas formas en casa.

¿Alguna vez has considerado usar ajo como agente de limpieza? Puede parecerte extraño, pero en realidad es muy efectivo para aliviar ciertas tareas domésticas. El consejo del día es prueba de ello. ¡Cambia las sustancias nocivas por este ingrediente con mil virtudes!

¡Di adiós a los químicos, apuesta por el poder del ajo!

Una de las tareas menos agradables de la casa es limpiar el inodoro. Sin embargo, este lugar es muy concurrido, por lo que merece una atención especial. Sobre todo porque es un terreno particularmente favorable para hongos y bacterias. Por lo general, la mayoría de las personas aplican productos químicos fuertes para deshacerse de los patógenos no deseados. Sin embargo, estas sustancias son irrespetuosas con el medio ambiente e incluso pueden ser perjudiciales para la salud. Afortunadamente, existen algunas alternativas para mantener tus baños limpios y desinfectados sin recurrir sistemáticamente a  productos químicos.. Entre estos métodos, hay uno sorprendente, pero muy efectivo, que te ayudará a hacer que la taza del inodoro brille sin esfuerzo. ¡No más tareas de limpieza, puedes contar con el poder del ajo para simplificar tu tarea!

¿Cómo limpiar inodoros con ajo?

Ajo

logotipo de pinterest

Ajo – Fuente: spm

Lo sabes muy bien,  los inodoros tienen la molesta costumbre de ponerse amarillos muy rápidamente. En el lado estético, no es muy agradable. Esta apariencia da inmediatamente la impresión de negligencia y falta de higiene. Sin embargo, regularmente pone mucho esfuerzo en desinfectar esta área. Desafortunadamente, muchas veces es difícil combatir la vertiginosa proliferación de gérmenes, hongos y otras bacterias que asolan los inodoros. ¿Qué pasaría si este remedio casero cambiara las reglas del juego por una vez? Mientras lo haga, tal vez esta solución natural sea aún más efectiva que sus métodos tradicionales.

Entonces, ¿cómo usas el ajo para deshacerte de todas esas plagas no deseadas que acechan en tu inodoro? La técnica es muy sencilla: antes de acostarte, pela un diente de ajo y tíralo directamente al inodoro. Dejar actuar durante la noche. Al día siguiente, solo tendrás que enjuagar la zona. Notarás que las rayas amarillas han desaparecido por completo y que tus inodoros respiran limpieza. Haz esto dos o tres veces por semana para mantener esta zona siempre higiénica e inmaculada.

Otro truco con la decocción de ajo

De vez en cuando, también puedes adoptar este otro método muy efectivo que enfatiza el té de ajo.

Estos son los pasos a seguir:

  • Hervir una taza de agua en una cacerola pequeña.
  • Corta tres dientes de ajo en trozos pequeños y sumérgelos en agua hirviendo.
  • Luego apague el fuego y deje el contenido de la infusión en la olla caliente durante 15 minutos.
  • Luego, vierte el té de ajo por el inodoro.
  • Obtendrá un mejor resultado si deja la decocción toda la noche.
  • Enjuague a la mañana siguiente. Pero antes de tirar de la cadena, limpie la taza con un  cepillo especial para inodoro . Verás lo rápido que desaparecen las manchas amarillas que se forman en la cerámica.

NB  : el aceite esencial de ajo también es conocido por eliminar el moho y las bacterias. No dudes en rociarlo sobre las superficies sucias para eliminar todos estos parásitos.