Los candados se utilizan a diario en muchos hogares, ya sea para la puerta del jardín, el garaje o el sótano. También se utilizan en muchas situaciones de nuestra vida diaria como deportes o durante nuestros viajes. Algunos candados tienen un agujero en la parte inferior que no es muy visible, pero que cumple funciones importantes.

Te explicamos por qué existe este agujero en los candados y cuál es su uso real.

¿Para qué es el agujero en la parte inferior del candado?

Una puerta cerrada con un candado

pinterest-logo

Una puerta cerrada con candado – Fuente: spm

A menudo lo usamos en el gimnasio, cuando montamos en bicicleta y cuando viajamos. Mucha gente piensa que esta es una forma de segunda cerradura que puede abrir el candado si la cerradura principal se rompe o no funciona. El candado  funciona como un sistema compuesto por cerrojos, dispositivos de llave, de diferentes formas y tamaños que sirven para bloquear, trabar o impedir la apertura o cierre de portones, ventanas, maletas, etc. Pero, ¿alguna vez has notado el agujero debajo? Efectivamente, en la parte inferior de este objeto, junto al orificio donde debe introducirse la llave, hay otro orificio, mucho más pequeño, que a simple vista parece inútil.

En realidad, este agujero no fue creado por casualidad. Fue diseñado para permitir que el agua de lluvia escurriera y evitar la corrosión. Esto es muy importante si el candado se usa al aire libre. Un candado oxidado puede causar muchos problemas, el agujero es simplemente una protección contra este proceso.

La segunda explicación para el  agujero  es el mantenimiento. Se puede introducir aceite por el orificio y lubricar para limpiar el cierre. Recuerda hacerlo regularmente. Gracias a este truco evitarás problemas con la cerradura bloqueada.

¿Cómo deshacerse del óxido del candado?

un candado oxidado

pinterest-logo

Un candado oxidado – Fuente: spm

El óxido es una capa de color marrón rojizo que se forma en la superficie de los objetos metálicos y que es causada por la oxidación. Su aparición puede ser provocada por varios factores, como el contenido de dióxido de carbono del aire y la humedad.

Una cerradura oxidada puede tener varios problemas que dificultan su apertura. Por ejemplo, el óxido puede impedir la extracción de la llave. En otros casos, la llave puede ser removible pero el cañón no gira. A veces ambos funcionan y la cerradura tiene un problema diferente debido al  óxido . En cualquier caso, un candado oxidado se puede abrir limpiándolo.

Bicarbonato de sodio para quitar el óxido del candado

El bicarbonato de sodio es uno de los mejores y más accesibles productos para limpiar muchas cosas en la casa. Sus cualidades antimicrobianas y abrasivas ayudan a eliminar el óxido mientras restauran la condición original del metal debajo. Mezcla bicarbonato de sodio con agua y aplícalo en la parte oxidada. Luego frote con un cepillo de dientes o una esponja suave.

El vinagre de sidra de manzana es efectivo contra el óxido en los candados

El ácido del vinagre de sidra de manzana puede eliminar eficazmente el óxido que se ha formado. Vierta suficiente vinagre de sidra de manzana en el recipiente para cubrir completamente lo que desea limpiar. Dejar actuar toda la noche y frotar con un cepillo al día siguiente.