¿Sabías que las patatas son un excelente ingrediente para una mascarilla antiarrugas muy eficaz? Veamos cómo hacerlo realidad en poco tiempo.

Mascarilla antiarrugas

En la sociedad actual muchas veces buscamos el mejor método para reducir al máximo los defectos estéticos. Entre ellas encontramos las arrugas, el signo de la edad por excelencia detestado por muchas personas, a pesar de que son una consecuencia muy natural del paso de los años. Existen en el mercado muchas cremas y productos con acción antiarrugas , pero hoy veremos juntos cómo hacer una mascarilla casera con ingredientes completamente naturales a partir de patatas.

Una mascarilla antiarrugas casera

En los últimos tiempos cada vez son más las personas que han mostrado interés por las soluciones naturales y  remedios caseros , no sólo para el hogar sino también para el cuidado personal. Muchas veces los mejores ingredientes los tenemos justo en la cocina , como es el caso de la crema antiarrugas a base de patata.

Aunque las patatas conquistan principalmente las mesas, pocas personas conocen sus valiosas propiedades para el cuidado de la piel. No en vano, existen muchas razones por las que una mascarilla antiarrugas debe ser a base de patata .

En primer lugar encontramos la acción antioxidante. Estos tubérculos ricos en vitamina C, combaten eficazmente los radicales libres responsables del envejecimiento de la piel.

Mascarilla antiarrugas de patata

Además, gracias a su alto contenido en agua, las patatas preservan la hidratación natural de la piel , componente fundamental para prevenir la aparición prematura de arrugas. Por último, pero no menos importante, las vitaminas del grupo B y minerales como el potasio favorecen la renovación celular y contribuyen a la elasticidad de la piel.

Así que veamos cómo hacer de forma rápida y sencilla una mascarilla antiarrugas casera.

Cómo hacer crema antiarrugas a base de patata

Para elaborar nuestra mascarilla antiarrugas necesitarás, además de patatas, agua, una cacerola, yema de huevo, leche y otro ingrediente fundamental: la cúrcuma.

Además de sus conocidas propiedades en la cocina, la cúrcuma ofrece una nutrición extraordinaria para nuestra piel. Al igual que ocurre con nuestro organismo, también tiene una importante acción antiinflamatoria de los tejidos , fundamental para evitar la aparición de arrugas ligadas a la inflamación de la piel.

Luego está la curcumina, un elemento clave de la cúrcuma, que actúa como un poderoso antioxidante , protegiendo la piel del daño causado por los radicales libres y las agresiones externas.

Mascarilla antiarrugas

Por último, la cúrcuma es perfecta para mejorar la circulación sanguínea, aportando a la piel un aspecto mucho más radiante . Todas estas características lo convierten en un coadyuvante perfecto para la creación de crema antiarrugas a base de patata.

Primero, pelamos tres patatas de tamaño mediano , añadimos 300 ml de agua y cocemos en agua hirviendo durante unos 15 minutos o hasta que el agua se reduzca notablemente. Una vez cocidos se deben licuar con el agua restante hasta obtener una consistencia muy cremosa . Dejar enfriar la mezcla en un bol. Cuando las patatas se hayan enfriado completamente, añade una yema de huevo y dos cucharadas de leche. Mezclar bien para obtener una mezcla uniforme. Luego agregue dos cucharadas de cúrcuma a la mezcla y mezcle con cuidado para asegurar una distribución uniforme y evitar grumos. Transfiera la mezcla a un frasco hermético, limpio y previamente esterilizado y guárdelo en el refrigerador.

Recuerda realizar siempre una prueba en una pequeña porción de piel antes de aplicar la mascarilla en todo el rostro, para evitar reacciones alérgicas.