El huevo es un ingrediente básico en muchas recetas. También complementa una comida variada y sabrosa durante el desayuno, el almuerzo o incluso la cena y se puede combinar con recetas fáciles y prácticas para aperitivos ligeros. El huevo cocido es un plato rico en proteínas que es fácil de preparar y comer. Sin embargo, pelarlo después de cocinarlo puede ser un verdadero desafío.

 

Aquí hay algunos consejos que facilitarán esta tarea aburrida: pelar un huevo duro sin estropear su apariencia.

Hervir los huevos

Pelar un huevo con un vaso de agua

Solo le llevará unos minutos obtener huevos perfectos sin que parte de la clara de huevo se despegue con la cáscara. Simplemente ponga el huevo en una cacerola llena de agua y déjelo hervir durante 12 minutos. Luego saca el huevo con una cuchara y colócalo en un vaso. Añade un poco de agua para cubrirlo, cubre el vaso con la mano y agítalo bien durante unos 10 segundos. Luego comienza a pelar la cáscara y verás lo perfectamente que está eliminada.¡Simple y conveniente!

Lea también: ¿Por qué se deben rociar los huevos con sal? El brillante truco de las abuelas inteligentes

Añadir agua a los huevos duros

Pelar los huevos con una cacerola

Este método es similar al anterior, pero al usar más huevos, simplemente debe asegurarse de que la yema de huevo esté bien cocida para que esta técnica funcione. Una vez que los huevos estén cocidos, espera a que se enfríen, ponlos en una cacerola con un poco de agua y tapa la sartén. Luego, como antes: agite bien el recipiente durante 10 segundos. Empieza a pelar los huevos y verás lo fácil que es quitar las cáscaras de esta manera.

Este truco es especialmente útil para los huevos de codorniz. De hecho, es particularmente molesto tener que pelar estos pequeños huevos uno por uno. Para acelerar el proceso y hacerlo en segundos, ¡siéntase libre de probar este sencillo truco de agitar el vaso o el recipiente!

Lea también: ¿Cómo hacer huevos revueltos cremosos? Un ingrediente secreto marca la diferencia

Pelar huevos de codorniz

Pelar un huevo con una cucharadita

Hervir los huevos hasta que estén cocidos a su gusto. Luego retíralos del fuego y colócalos en un recipiente con agua helada. Luego, usando una cucharadita, acaricia suavemente la cáscara en la base del huevo, rompiendo la “bolsa de aire” que se ha formado allí. Con la mano, retira la cáscara del lado donde la rompiste hasta que haya espacio para insertar la cuchara entre la cáscara y la clara de huevo cocida. Mueva la cuchara “girándola” alrededor de la clara de huevo hasta que la cáscara se separe completamente del huevo. Luego, simplemente saque la cuchara y retire toda la cáscara de una vez. Este truco es muy útil.

Consejo: El agua en la que hierves los huevos es muy rica en nutrientes. ¡Así que no lo tires! Espere a que se enfríe y riegue las flores en macetas o de jardín con él. El agua en los huevos duros es rica en calcio, lo que contribuye al crecimiento de las plantas.

Lea también: Deje de tirar los cartones de huevos: 3 formas inteligentes de reutilizarlos