El rallador de verduras es uno de los utensilios esenciales de la cocina. Sin embargo, los trozos de verduras pueden desprenderse del rallador y aterrizar en el mostrador o en el suelo, y los que permanecen aferrados a los puntos del rallador deben recuperarse a mano. Este método tedioso puede ser facilitado por un método poco conocido de usar el rallador, especialmente cuando tiene muchas verduras para rallar.

 

Te explicamos el método correcto a adoptar para utilizar el rallador de verduras y facilitarte el trabajo. Ahorrará un tiempo valioso en la cocina.

Rallar una zanahoria

¿Cómo se debe usar el rallador de verduras?

En primer lugar, es útil saber que existen diferentes tipos de ralladores como el rallador en espiral, el rallador eléctrico o el rallador clásico de cuatro lados, que es el más popular.

Lee también: ¿Qué hacer si has salado demasiado un plato? El truco de magia para alcanzarlo

Tipos de rallador

  • Rallador en espiral: este rallador permite obtener verduras en tiras formando espirales, como en algunos restaurantes. Existe un modelo manual clásico en el que hay una pequeña cuchilla con un agujero por el que sale la espiral. Pero el modelo más nuevo tiene cuchillas de diferentes grosores que permiten tener verduras ralladas de diferentes tamaños. Algunos se usan con una manivela para rotar la verdura mientras se ralla, mientras que otros funcionan como una olla grande de pimienta.
  • Ralladura: aunque su función inicial está reservada para la ralladura de cítricos, también es posible utilizarla para rallar finamente el jengibre o el ajo, por ejemplo.
  • Rallador clásico: este es el más utilizado especialmente para el queso, pero también se puede utilizar para cualquier otro producto. Aquí hay algunos modelos de rallador clásico:
  • Rallador de cuchillas: este modelo es muy sencillo. Sostiene un asa para sostener el rallador y tiene una sola cuchilla para rallar las verduras
  • Rallador de cuatro lados: Esta versión es la más popular. Este rallador contiene cuatro caras que a menudo están infrautilizadas, pero cada una de ellas tiene una función muy específica. Existe el lado de la ralladura fina, ideal cuando se busca una ralladura cercana al polvo. La rejilla doble de tamaño mediano se utiliza para hacer tiras delgadas. La rejilla de polvo suele ser la cara más utilizada. Y finalmente, para las rodajas, el lado que funciona para las zanahorias en rodajas, el calabacín y casi todas las verduras duras.
  • Rallador eléctrico: Por último, existen ralladores eléctricos que suelen englobar todas las opciones de otros ralladores manuales en un solo dispositivo. También es más conveniente de usar y reduce el riesgo de corte. Sin embargo, tendrá que ser desmontado para lavarlo.
Rallar ralladura de limones

Método de uso del rallador clásico

Por lo general, cuando molemos un alimento determinado, colocamos el rallador en el plato o encimera, inclinándolo ligeramente para que la fruta o verdura rallada caiga directamente sobre el plato. Sin embargo, este método no es muy efectivo, ya que los trozos de verduras pueden desprenderse del rallador y aterrizar en la superficie de trabajo o en el suelo. Es recomendable colocar el rallador completamente plano sobre un plato u otra superficie y luego rallar la verdura. A través de este método, el producto rallado se acumula dentro del rallador y no se pierde ni se echa a perder.

Además del truco del rallador, hay otros consejos culinarios que debes conocer

1-Para mantener el pan fresco por más tiempo, ponga una manzana cruda en la caja de pan.

2-Diga adiós a las polillas de los alimentos y otras plagas en la despensa colocando una hoja de laurel en el paquete donde se almacenan la harina y el arroz.

3-Al pegar trozos de pan de trigo en un pastel, se mantendrá fresco por más tiempo.

4-¿Cómo restaurar el aroma del café? Pon un cubo de chocolate negro con el café en una caja y ciérralo durante dos días.

5-Si tu sopa es demasiado salada, ¡no la tires! Pon la mitad de una papa cruda en la sopa que cocinarás durante unos minutos. La verdura absorberá la sal.

6-Si prefieres huevos revueltos más espumosos, añade un poco de leche.

7-Añade una cucharada de zumo de limón al agua cuando cocines el arroz para que no se pegue.

Lea también: ¿Para qué sirve el 4to lado del rallador? Una función poco conocida súper útil

8-Añadir una pizca de sal a la sartén evitará que el aceite o cualquier otra grasa salpique en los laterales de la sartén mientras se cocina.

Saber cómo usar correctamente sus utensilios de cocina, como los ralladores de verduras, no solo le facilitará la preparación de las comidas al ahorrarle tiempo, sino que también evitará que los productos se echen a perder.

Lea también: Una trampa de simple y efectiva. He aquí cómo atraparlos sin perder tiempo