Press ESC to close

¡Ingenioso truco para limpiar correctamente tu escoba!

¿Pensabas que la sal solo se usaba para sazonar tus platos? Piénsalo de nuevo: tiene más de un truco bajo la manga. Para simplificar la limpieza del hogar, este ingrediente natural y económico puede ayudarte a desinfectar cualquier superficie. Puede que te sorprenda, pero siempre ha sido un aliado muy preciado para nuestras abuelas que gustosas aprovechaban sus propiedades para eliminar gérmenes y bacterias de suelos, platos de ducha y otras suciedades rebeldes del hogar. ¡Descubre rápidamente este ingenioso truco!

Sal en la escoba: ¡para una limpieza eficaz!

Sal

pinterest-logo

Sal – Fuente: spm

La limpieza con fregona o fregona es algo habitual. Pero la tarea no siempre es tan sencilla: a menudo te encuentras con que la suciedad no se elimina fácilmente y que tienes que repetir la operación varias veces para obtener un resultado satisfactorio. ¿Necesitas un poco de ayuda? El siguiente método no solo es fácil de preparar, sino que sobre todo te será muy útil en tu vida diaria para ahorrar tiempo y eliminar eficazmente todas las manchas e incrustaciones difíciles. Además de la sal, necesitarás otro ingrediente natural con grandes propiedades limpiadoras y quitamanchas: el vinagre blanco.

Este es el procedimiento a seguir:

  • Prepare una solución de agua caliente, sal (2 cucharadas) y vinagre.
  • Tome un balde vacío y vierta la solución en él.
  • Remoje la escoba y déjela en remojo durante unos 15 minutos.
  • Entonces puedes empezar a usar la escoba  como quieras. Gracias a las cerdas empapadas en la mezcla, puedes abrillantar pisos y todas las demás superficies en un abrir y cerrar de ojos.

Gracias a este truco, y con la textura de las cerdas de la escoba (más duras que un paño), es más fácil eliminar rápidamente la suciedad y las manchas de grasa del suelo. Desde la primera pasada, serás testigo de un brillo inesperado. Todo lo que tienes que hacer es limpiar la superficie con un paño limpio, enjuagar y dejar secar. ¡Limpieza garantizada!

Sal y una escoba: una solución útil para varios propósitos.

  • Quitar las manchas del plato de ducha

Sepa que este remedio de limpieza se puede usar para desinfectar varios artículos en el hogar. En especial para desincrustar platos de ducha y eliminar las manchas más rebeldes. Como sabe, con el tiempo, los residuos de jabón y detergente se acumulan en la bandeja y forman manchas difíciles de eliminar. Además, gracias a este método, podrás solucionar el problema rápidamente: basta con pasar los flecos de la escoba por esta zona y frotar con cuidado para eliminar los depósitos de sarro. Te beneficiarás así de una limpieza profunda gracias al efecto purificante de la sal combinado con la acción desengrasante del vinagre. Como beneficio adicional, los efectos son inmediatamente visibles.

  • limpiar los muebles

El método de la sal en la escoba también es una buena manera de eliminar la suciedad que se acumula en los muebles, especialmente en el gabinete. Si buscabas una alternativa a los productos químicos, esta es la solución ideal para limpiar los muebles de la casa de forma natural e inocua. Gracias a este remedio de la abuela, puedes desinfectar cualquier mueble de la casa sin utilizar detergentes caros y perjudiciales para el medio ambiente.

Otro dúo para la limpieza: el método de la sal y el vinagre

limpiar la placa

pinterest-logo

Limpiar la placa – Fuente: spm

Aparte de usar la escoba, la solución de sal y vinagre blanco se puede utilizar para limpiar otras partes de la casa. Por ejemplo, puedes aplicarlo en el fregadero para eliminar incrustaciones o para pulir y devolver brillo a  la placa  de la estufa.

Además de ser un destacado desinfectante, la sal, combinada con el vinagre, también tiene propiedades antibacterianas, suficientes para higienizar todas las superficies.

Con esta solución puedes hacer brillar tu hogar y ahorrar en el costo de los detergentes, ¡consiguiendo grandes resultados!