Aunque se ha convertido en la pesadilla de los ecologistas, por sus efectos nocivos para el medio ambiente, el plástico sigue siendo uno de los materiales más resistentes, económicos y habituales en los hogares. Es el compuesto principal de todo tipo de objetos como utensilios de cocina, electrodomésticos, juguetes o incluso determinados elementos decorativos. Sin embargo, con el tiempo, con el uso intensivo y la exposición regular al calor o al humo, el plástico finalmente amarillea, se deslustra y se ve sucio.

Para eliminar este amarilleo, muchas personas suelen utilizar productos populares como la lejía o el alcohol. Pero son sustancias abrasivas que pueden dañar fácilmente sus artículos de plástico. Para no correr riesgos, es mejor apostar por productos menos agresivos. Te vamos a ofrecer una gama de soluciones rápidas y eficaces para blanquear el plástico.

Electrodomésticos: ¡El plástico se desgasta con el tiempo!

Escurridor de plástico blanco

pinterest-logo

Escurridor de plástico blanco – Fuente: spm

Aunque las principales características del plástico son su flexibilidad y resistencia, con el tiempo pierde su color blanco y adquiere un tono amarillento que le da un aspecto sucio y desgastado. Este efecto aparece más rápidamente si los objetos de plástico no se mantienen adecuadamente o si se exponen constantemente al sol.

Si quieres blanquear tus piezas de plástico para que vuelvan a estar impecables, la limpieza básica no será suficiente para darte el resultado deseado. Para blanquear eficazmente todos los objetos amarillentos, será necesario utilizar ciertos productos blanqueadores potentes y poner en práctica algunos sabios consejos.

A continuación, presentamos 3 soluciones especialmente eficaces para restaurar la blancura y el brillo del plástico desgastado y amarillento.

3 consejos para blanquear el plástico amarillento de los electrodomésticos

con agua oxigenada

Reconocido por retrasar el proceso de envejecimiento, purificar y reafirmar la piel, el peróxido de hidrógeno se usa comúnmente en productos cosméticos. Pero, gracias a su versatilidad, también se utiliza para compensar diversas tareas del hogar. Por lo tanto, te será muy útil para blanquear tus objetos de plástico. Consigue una crema de peróxido de hidrógeno. Primero limpie bien el objeto con agua jabonosa. Luego extienda la crema sobre él y cubra el elemento con una película transparente. Déjalo así durante 24 horas, para que las partículas de aire no interfieran. Cuando limpie su pieza, encontrará que el plástico ha recuperado su brillo anterior.

bicarbonato

pinterest-logo

Bicarbonato de sodio – Fuente: spm

con bicarbonato de sodio

Seguramente es uno de los productos más infalibles para devolverle su blancura al plástico. Y esto, gracias a sus propiedades blanqueadoras y quitamanchas. Además de eliminar el color amarillento, el bicarbonato de sodio será perfecto para erradicar gérmenes y otras suciedades superficiales.

Como proceder ? Lo mejor es utilizar primero un paño empapado en agua y jabón para frotar las zonas más afectadas. A continuación, mezcla en un recipiente agua caliente con medio vaso de cloro, otro medio de bicarbonato y unas gotas de agua oxigenada. Tras obtener una mezcla homogénea de todos estos ingredientes, empapa una esponja limpia y pásala por las zonas amarillentas con movimientos circulares. Para que la solución sea efectiva, déjela actuar durante 10 minutos. Todo lo que tienes que hacer es eliminar el residuo restante con otra esponja empapada en agua. ¡Tus objetos de plástico brillarán más que nunca!

con lija fina

Finalmente, este último método se aplica sobre todo a artículos muy delicados o de alto valor. Gracias a la lija muy fina, puede devolverles su blancura original. Para ello basta con pasarlo muy suavemente por las zonas amarillentas hasta eliminar la primera capa más deteriorada.

Con todos estos consejos, puedes superar fácilmente el tinte amarillento que se incrusta en tus elementos de plástico con el paso de los años. Pero, evidentemente, la mejor recomendación a seguir es mantener una limpieza frecuente, sobre todo en determinadas zonas sensibles, para evitar que se acumule la suciedad.

¿Alguna vez has probado alguno de estos trucos o algún otro método interesante para blanquear tus artículos de plástico?