Limpiar el suelo es una tarea muy delicada. ¡Tanto es así que nunca sabes realmente cuál es la mejor solución a tomar! Todos buscamos este eficaz producto que, con el movimiento de una varita mágica, pueda restaurar nuestras baldosas envejecidas. A veces, nos da mucho miedo rociarlos con agua, por lo que parece muy complicado de limpiar. Sin embargo, para que deje de ser un lastre, existen algunos remedios naturales que nos facilitan el día a día.

¿Has pensado en el jabón de Marsella? Es cierto que es un clásico, pero créanlo, sigue siendo infalible para este tipo de tareas domésticas. Delicado y perfectamente desengrasante, ¡este es el producto que necesitas urgentemente en casa!

¡En este artículo, tendrás todos los pequeños consejos útiles y necesarios para su uso simple y sin mucho esfuerzo!

Jabón de Marsella

pinterest-logo

Jabón de Marsella – Fuente: spm

¿Cómo hacer un detergente natural?

Producto favorito de nuestras abuelas, el jabón de Marsella es EL jabón multiusos cuya popularidad ha trascendido generaciones. Ya sea para la piel, la ropa o la limpieza de la casa, es un campeón sin clase. Como bono, es 100% natural, biodegradable y muy económico. Y su éxito no se debe a la casualidad, se lo debe a sus múltiples propiedades: gracias a su contenido en glicerina, ofrece una suavidad fabulosa a nuestra piel y a nuestra colada. Antiséptico y cicatrizante, suele utilizarse para tratar ciertas imperfecciones como el acné, las rojeces faciales o la aparición de eczemas. Este jabón puramente vegetal, sin perfume ni colorante, ni ningún elemento agresivo, es apto para todo tipo de pieles, especialmente las más sensibles.

Compuesto únicamente por agua, soda, aceites vegetales y sal, ¡sigue siendo uno de tus mejores aliados para hacer brillar tus azulejos!

Ingredientes

  • 3 cucharadas de escamas de jabón de Marsella (puedes obtenerlas rallando el jabón)
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • Agua
  • Una botella o botella de spray
cepillo para hornear

pinterest-logo

Bicarbonato de sodio – Fuente: spm

En la misma línea que el jabón de Marsella,  el bicarbonato de sodio  también es el producto natural más popular para facilitar las manchas del hogar. De hecho, con su acción ligeramente abrasiva, este fino polvo blanco higienizará perfectamente el suelo, atacando la más mínima suciedad incrustada en las baldosas. ¡Este increíble dúo te traerá el brillo que te faltaba, además de un dulce aroma de frescura!

Preparación

Primero, corta las escamas de la barra de jabón de Marsella y derrítelas bien al baño maría.

Luego deje que el jabón se enfríe y vierta las 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.

Diluir todo con agua (la cantidad debe ser la del bote en el que pones el detergente natural).

Al principio, se formará una espuma. Vierta el agua poco a poco.

limpieza del piso

pinterest-logo

Limpieza de suelos – Fuente: spm

Usar

En este punto, todo lo que tienes que hacer es descubrir cómo usar este fantástico limpiador natural para tener un piso brillante y decir adiós a las manchas.

Te aconsejamos poner unos 2 corchos en un cubo de 5 litros de capacidad. Por supuesto, depende de qué áreas de la casa necesites lavar. ¡Ajusta con medio corcho por cada litro de agua y verás que no tendrás el más mínimo problema!

Hacer una primera pasada con abundante agua y pasar a las siguientes escurriendo bien el paño y secando con cuidado.

Otros usos del jabón de Marsella

Este limpiador natural es tan efectivo que también puedes usarlo en otras superficies.

en la madera

¡A menudo, los suelos y  muebles de madera nos hacen sufrir durante la limpieza!  Siempre tenemos miedo de utilizar ciertos productos agresivos que corren el riesgo de rayar o alterar nuestros delicados materiales. Qué puede pasar en otros lugares: a veces el daño es tan visible que parece irreversible.

Aquí se explica cómo usar bicarbonato de sodio y jabón de Marsella para limpiarlos en poco tiempo.

Coloque un poco del producto sobre la esponja no abrasiva y páselo por los muebles de madera, luego enjuague y seque con un paño especialmente adaptado.

En el caso del parquet, pon un vaso medidor de detergente en el cubo de agua templada y ¡tendrás un brillo espectacular!

en el marmol

¡Aún más que la madera, el mármol es un material extremadamente delicado y sensible a la limpieza!

Para evitar el más mínimo problema: basta con poner 2 tapones del preparado en el cubo y podrás limpiar y perfumar tanto suelos de mármol como muebles!

en los muebles blancos

Por último, te recomendamos que utilices jabón de Marsella con bicarbonato también en muebles blancos. Frente a su fuerte acción desengrasante, ayudarán a eliminar la pátina del polvo que a menudo queda adherido a estos muebles.

Por lo tanto, es suficiente poner siempre una cantidad suficiente de productos en el cubo y usar un paño para quitar el polvo. ¡Descubrirá rápidamente que sus muebles nunca han sido tan blancos!

Precaución

Recuerda siempre probar estos remedios en rincones escondidos de la casa para asegurar su eficacia y sobre todo para evitar ciertos desperfectos en tus salones.