La acelga es un vegetal de hoja verde que es una buena alternativa a las espinacas. La acelga puede crecer más fácilmente que la espinaca porque es cada vez más capaz de soportar temperaturas más altas y escasez de agua.

Además de su valor como cultivo alimenticio, la acelga suiza también tiene un valor muy llamativo como planta ornamental y a menudo aparece como uno de los límites entre jardines ornamentales o macetas decorativas. La acelga suiza es una excelente fuente de vitaminas y minerales. Los tallos pueden ser de diferentes colores.

La acelga suiza es conocida por varios nombres diferentes, incluyendo acelga, remolacha de espinacas y remolacha de hoja o acelga.

Para la preparación, excave en el suelo y coloque materia orgánica varias semanas antes de sembrar. Esto ayudará con la retención de humedad del suelo y la aireación del suelo.
Siembre acelgas a principios de primavera para evitar las últimas heladas. La acelga suiza normalmente se siembra directamente en el suelo, no en bandejas de semillas para su posterior replantación.

Siembre las semillas en filas a unos 5 cm de distancia. Las semillas deben sembrarse a una profundidad de aproximadamente 1 – 1.5 cm. La germinación puede tomar en cualquier momento alrededor de 1-2 semanas.

Cuando la acelga haya crecido, deberá colocar las plantas en un lugar que reciba una buena cantidad de luz solar. La acelga suiza tolerará la sombra parcial, pero dará un mejor rendimiento en un lugar soleado.

A la acelga suiza no le gusta el suelo que es demasiado ácido, crece bien en suelos de aproximadamente 6.5 a 6.8 pH.

El suelo debe estar bien drenado, pero ser capaz de retener la humedad y por lo tanto un suelo con una buena cantidad de materia orgánica es ideal.

Para prolongar la cosecha después de la primera helada, puede colocar las plantas debajo de una campana o túnel de polietileno para extender la temporada de crecimiento.

La acelga suiza es más robusta que la espinaca y puede hacer frente mejor a la escasez de agua, pero aún necesita agregar agua regularmente para garantizar un crecimiento óptimo y evitar el atornillado. El atornillado conduce a la producción prematura de flores y semillas y desviará las energías de las plantas lejos del crecimiento de las hojas.

Si crece un tallo de flor, deberá pellizcarlo para prolongar la cosecha.

La acelga suiza no se almacena bien, por lo que debe consumirse a las pocas horas de la recolección o almacenarse en la caja de ensaladas del refrigerador hasta por 3 días.

Asegúrese de no dañar el brote terminal central en el centro del crecimiento de los jóvenes.

También puedes hacerlo si quieres cosechar toda la planta.

Las variedades de acelgas suizas están disponibles con una gama de tallos de diferentes colores, como rojo, amarillo o blanco.