Los huevos son uno de esos alimentos que no pueden faltar en un frigorífico. No solo es un alimento altamente nutritivo, sino que también es fácil de preparar y consumir en múltiples recetas. Sin embargo, ¿sabes cómo almacenar adecuadamente los huevos y prepararlos para que no se deterioren?

 

Si los huevos no se mantienen en buenas condiciones, pueden aparecer bacterias debido al calor en particular. Por lo tanto, es necesario prestar la atención adecuada, tanto durante su preparación como durante el almacenamiento. Aquí están nuestros consejos.

Hervir los huevos

¿Cómo preparar huevos duros?

El proceso de preparación de huevos duros es muy simple, pero no siempre lo hacemos bien. Hay muchos puntos de cocción, que varían según los gustos de cada uno, pero cuanto más se cocinan, menos probabilidades hay de sufrir algún deterioro.

Lea también: Mantenga el pan fresco durante 2 semanas con un simple consejo: no es necesario congelarlo

Para prepararlos, necesitarás una olla de agua. Se deben dejar hervir durante 10 minutos. Eso es tiempo suficiente.

Guarde los huevos en el refrigerador

¿Cuál es la vida útil de los huevos duros?

Los expertos en salud pública y alimentos creen que un huevo duro debe consumirse en un plazo máximo de siete días, siempre que se haya almacenado en condiciones de refrigeración adecuadas, independientemente de si lo ha dejado en su cáscara o no.

Lo importante, de hecho, es que permanezcan perfectamente aislados en un recipiente hermético y en el refrigerador. Cabe señalar que una vez cocidos, los huevos no deben permanecer más de dos horas a temperatura ambiente. Después de este tiempo, deben refrigerarse.

Debe saberse que la vida útil de los huevos duros puede reducirse de 3 a 4 días, lo que sucede cuando usamos mayonesa para acompañarlos o cuando los combinamos con otros alimentos como la ensalada.

¿Cómo sé si un huevo duro está en buenas condiciones?

Es normal que después de un tiempo en el refrigerador tenga dudas sobre el estado del huevo duro. Para saber si es posible consumirlo, lo mejor es colocarlo en un recipiente con agua fría. En caso de que se quede en el fondo del recipiente, no habrá problema para comerlo. Si finalmente sale a la superficie, significa que no es apto para el consumo y debe desecharse.

También existe la posibilidad de abrir el huevo duro para verificar si hay manchas u olores inusuales. Cuando la clara de huevo se vea grisácea, verde o púrpura, evite comerla. Los huevos cocidos tienden a emitir un olor muy desagradable cuando se echan a perder.

Pelar huevos

¿Cómo preparar un huevo duro que sea fácil de pelar?

Uno de los grandes problemas con los huevos duros es pelar la cáscara. A veces se adhiere excesivamente a la clara de huevo y esto nos obliga a eliminar todo destruyendo el huevo.

Para pelarlos más fácilmente, coloque los huevos en una cacerola con un fondo grueso y cúbralos con agua en más de un centímetro. Una vez transcurrido el tiempo de cocción, que suele rondar los 10 minutos, habrá que retirarlos del fuego, pero deberás mantenerlos en agua caliente durante otros 10 minutos. Luego póngalos en un recipiente lleno de agua fría, dejándolos reposar durante 15 minutos.

Lea también: Los insectos ya no tocarán la harina si la almacena de esta manera

Rompe la cáscara enrollando el huevo sobre una superficie dura o golpeándolo sobre una superficie plana. Bajo el agua, pelar los huevos, tratando de no dejar restos de cáscara.

Por lo tanto, es necesario estar extremadamente atento al almacenar y preparar huevos duros porque pueden echarse a perder muy rápidamente.

Lea también: El truco para mantener las clementinas 3 veces más tiempo y evitar que se moldeen