Como probablemente sepas, el óxido pertenece a la categoría de las manchas más difíciles de quitar de la ropa, independientemente de su composición textil. Pero eso es precisamente lo que quieres hacer: quitar esa maldita mancha de óxido de esa prenda, que tanto quieres, y a la que no quieres renunciar por nada del mundo. Hemos experimentado este problema y te vamos a revelar, en este artículo, todos nuestros consejos para superar este molesto inconveniente. Métodos simples, usando ingredientes que todos tenemos en nuestras alacenas. Se fue !

Por supuesto, tu primera idea en un caso así puede ser hacerte con un quitamanchas de óxido para la ropa en tu supermercado habitual. Entonces, sí, tal vez este producto podría superar su preocupación actual, pero con toda honestidad, no recomendamos esta opción. Y esto, por una razón muy sencilla: este tipo de productos contienen  cantidades importantes de agentes químicos agresivos , además de ser evidentemente muy contaminantes. Estos componentes tóxicos, y por lo tanto nocivos, provocan regularmente reacciones alérgicas en la piel, incluso cuando se aclaran bien o en contacto con tipos de piel inicialmente no sensibles. Por eso, te vamos a dar nuestros consejos para  eliminar las manchas de óxido ropa gracias a ingredientes naturales, que todos tenemos en casa.

Manchas de óxido en la ropa

pinterest-logo

Manchas de óxido en la prenda. fuente: spm

¿Cómo quitar las manchas de óxido de la ropa de forma natural?

El primer consejo para eliminar con éxito una mancha de óxido de una prenda es actuar de inmediato . Eso sí, lavar a máquina con tu detergente habitual no surtirá efecto: ni lo intentes. Corre el riesgo de incrustar la mancha para siempre en la fibra textil. Olvida esta idea y sigue los consejos y trucos aquí.

Sal y jugo de limón  :  Este método se puede utilizar tanto en ropa blanca como de color  . Sin embargo, si la prenda a la que quieres quitarle una antiestética mancha de óxido es de cuero, seda o ante, te recomendamos que no sigas este método y te aferres a tu lavado en seco habitual. De hecho, ningún método “casero” puede eliminar esta mancha sin dañar este tipo de tejidos, que son frágiles y caros.

sal y limon

pinterest-logo

Sal y limón. fuente: spm

  • Espolvorea la mancha con sal.
  • Cubre todo con jugo de limón.
  • Deja todo actuar durante unos diez minutos.
  • Seque el área con una toalla.
  • Luego coloca la prenda bajo la luz directa del sol, protegida por una sábana o una tela fina.
  • Dejar secar, controlando no obstante cada hora que la mezcla no decolore el tejido a tratar.
  • Una vez seca la prenda, enjuagar abundantemente con agua fría y luego introducir en la lavadora con el detergente habitual y el programa adecuado. La mancha debería desaparecer.

Vinagre blanco:  este producto puede ser  un formidable aliado en las tareas del hogar  e incluso en tu lucha contra la oxidación. Utilizado rápidamente después de que la prenda se haya manchado, puede eliminar sin esfuerzo incluso las marcas de óxido más persistentes o arraigadas.

  • Extiende la prenda manchada sobre una toalla.
  • Vierta vino blanco sobre la mancha hasta que la tela esté completamente empapada.
  • Golpea la mancha con un paño limpio para que la absorba.
  • Luego coloque la prenda bajo la luz directa del sol.
  • Una vez que la mancha haya desaparecido o la prenda esté seca, lávala a máquina con tu detergente habitual. Luego dejar secar al aire. La mancha debería ser cosa del pasado ahora.
Vinagre blanco

pinterest-logo

Vinagre blanco. fuente: spm

Ruibarbo  : ¡Difícilmente podríamos ofrecerte una solución más ecológica para despegar tu prenda de su fea mancha de óxido! Este  método también permite despegar un área más grande  : ya sea una mancha más grande o un conjunto de manchas pequeñas, que sería tedioso y llevaría mucho tiempo tratar una por una.

  • Coge una olla o un recipiente que pueda ir al fuego. Mete tu prenda adentro y agrega tanta agua como sea necesaria para que quede completamente sumergida.
  • Quítese la prenda para conservar sólo el agua, así medida.
  • Coloque los tallos de ruibarbo en agua y hierva. Luego baje el fuego y deje que la olla se caliente durante unos buenos veinte minutos. Luego retira la olla del fuego y colócala en un lugar seguro.
  • Sumerge la prenda manchada en el agua de ruibarbo y déjala en remojo hasta que el agua se haya enfriado por completo. Luego quítate la prenda y lávala como de costumbre. ¡Es una apuesta segura que las manchas habrán desaparecido por completo!

Jabón de Marsella y vapor:  Este último método también es muy sencillo, pero bastante efectivo. Merece ser probado cuando te niegas a dejar que una prenda que te importa termine en el basurero.

  • Calienta una olla con agua hasta que suelte vapor. Tenga cuidado de no correr el riesgo de quemarse.
  • Coloca la tela manchada sobre la vaporera durante dos o tres minutos. El vapor debería ayudar a que se desprendan los residuos de óxido.
  • Luego frota la mancha con jabón de Marsella (o en su defecto con jabón negro).
  • Enjuague con agua fría y lave a máquina como de costumbre.

¡Esperamos que haya encontrado útil una de estas cuatro formas naturales de eliminar las manchas de óxido de la ropa!