Los chalotes son un vegetal fácil de cultivar con un sabor distintivo que se puede utilizar para cocinar o para conservarlos en vinagre. Hay muchas variedades tentadoras con bombillas en muchas formas y tamaños. Las plantas son poco exigentes y se pueden cultivar en suelos fértiles y bien drenados a pleno sol. Los chalotes necesitan un largo período de crecimiento, pero pueden intercalarse con cultivos de crecimiento más rápido.

Cultivo de chalota a partir de semillas o bulbos:

Los chalotes se pueden cultivar a partir de semillas o más generalmente de bulbos inmaduros. Puedes encontrar bulbos en centros de jardinería o incluso en Internet. 

La mayoría de los jardineros prefieren comenzar con bulbos porque son más rápidos de cultivar, crecerán mucho mejor en regiones más frías, es menos probable que sean atacados por ciertas plagas y enfermedades, y necesitan menos habilidades para comenzar que las semillas. La siembra se desarrolló para el cultivo mecánico y generalmente no es útil para cultivos de jardín.

Agregue hasta dos bocados de materia orgánica como estiércol o compost de jardín antes de plantar y agregue fertilizante universal.

Las plántulas de chalota deben estar separadas 25 cm en filas de 40 cm, y los bulbos deben plantarse desde mediados de noviembre hasta mediados de marzo. Plántalos suavemente en un suelo suave y bien trabajado para que la punta se vea justo arriba y apisona el suelo a su alrededor.

Si prefiere comenzar chalotes a partir de semillas, siembre de marzo a abril 1 cm de profundidad en filas separadas por 30 cm. Cada semilla producirá una chalota única. Trasplanta las plantas de 3 a 7 cm, dependiendo del tamaño final de los chalotes que quieras lograr.

ChalotesMantenimiento de plantas de chalota:

El mantenimiento de las plantas de chalota no es complicado pero sí fundamental, riega si hace buen tiempo y sobre todo debes retirar las puntas de las flores en cuanto las veas.

Problemas y preocupaciones comunes en el cultivo de chalotes:

– La pourriture blanche des échalotes et oignons :

Un champignon transmis par le sol peut provoquer le jaunissement et le flétrissement du feuillage au-dessus du sol, en pourrissant les racines et envahissant les bulbes sous le sol. Un champignon pelucheux blanc apparaît à la base du bulbe et devient plus tard recouvert de petites structures noires rondes.

Remedio: No existe una cura química para la podredumbre blanca de la cebolla cuando se trata del suelo. Es importante evitar introducirlo en lugares saludables. El hongo se transporta en suelos contaminados, por ejemplo, en herramientas o zapatos embarrados. Tenga cuidado en áreas donde la contaminación cruzada puede ocurrir fácilmente, como en el alquiler de parcelas de jardín.

–Oídio

El mildiú polvoriento es una enfermedad fúngica que daña el follaje y los bulbos, lo que resulta en bajos rendimientos. Este es un problema que se encuentra especialmente en condiciones húmedas.

Remedio: Evite este problema asegurándose de que haya mucha luz y aire alrededor de las plantas sembrando o plantando a distancias correctas y deshierbe regularmente. Evite el riego aéreo si es posible. Las hojas infectadas se pueden eliminar.

La cosecha:

Los chalotes están listos para cosechar cuando el follaje comienza a volverse amarillo en julio. Levante los racimos de bulbos con una cepilladora, sepárelos y déjelos secar. Los chalotes se pueden almacenar en bandejas o bolsas en un lugar libre de heladas.