Press ESC to close

5 formas de hacer que tu baño luzca como nuevo con jugo de limón

El baño es uno de los lugares de la casa con mayor probabilidad de acumular suciedad si no se limpia. Sin embargo, para que quede limpio e impecable, no siempre se trata de productos químicos peligrosos. En este artículo, te mostraremos 5 formas de usar el jugo de limón para lograrlo.

El uso del limón para limpiar baños es relativamente desconocido para el público en general. Sin embargo, debido a su alta acidez, el jugo de cítricos parece ser un ingrediente favorito durante la limpieza diaria. De hecho, le permitirá encontrar un entorno limpio sin riesgo de sufrir ningún daño a su salud.

Entonces, quedaron atrás los días en los que te veías obligado a pasar largos días fregando tu bañera mientras inhalabas fuertes olores químicos para deshacerte de los depósitos de cal y otras manchas difíciles. A partir de ahora solo necesitas una botella de  zumo de limón  para marcar la diferencia gracias a los siguientes 5 usos.

5 formas de usar el jugo de limón:

1- Limpiar las superficies de vidrio:

Por lo general, las superficies de vidrio tienden a ensuciarse con facilidad, sobre todo por el polvo que se acumula de manera visible. Para limpiarlos, aquí tienes un truco eficaz.

Ingredientes:  3 cucharadas de jugo de limón + dos paños limpios

Cómo:  Empieza por desempolvar el espejo o la pared de la bañera con el primer paño. Una vez que se elimine el residuo, empape su segundo paño limpio en jugo de limón y frote. Gracias a su contenido en ácido cítrico, los cítricos devolverán el brillo total a las superficies de vidrio. 

2- Elimina el moho:

Los baños  , y más concretamente las duchas y las bañeras, son los lugares predilectos del moho, simplemente porque le gustan los lugares oscuros, húmedos y cálidos para proliferar Sabiendo que una alta exposición puede causar problemas respiratorios, descubre este remedio de la abuela para quitar las manchas de moho de las cortinas de baño

Ingredientes:  agua con sal + jugo de limón

Cómo hacerlo:  sumerja su cortina manchada en un balde de agua salada durante 10 a 25 minutos. Luego, después de colgarlo para escurrir el exceso de agua, frota las manchas con un paño empapado en jugo de limón o medio limón. Finalmente, puede poner su cortina en la lavadora o enjuagarla con agua limpia. 

3- Lucha contra el óxido

El óxido puede ser una auténtica lacra en un baño, especialmente en espejos, griferías o bañeras. Para solucionarlo de manera efectiva, esto es lo que necesitará:

Ingredientes:  sal + zumo de limón (guardar la piel)  

Cómo hacerlo:  Usando la sal, cubre las partes oxidadas y agrega el jugo de limón. Dejar actuar unas horas, luego frotar las zonas oxidadas con la piel del cítrico. Asegúrese de eliminar todas las manchas ya que el óxido tiende a extenderse nuevamente. 

4- Elimina los depósitos de cal

Si la piedra caliza se acumula en tu bañera y le da ese color amarillento que aparece en todas sus paredes, no te preocupes: el limón es ideal para poner remedio a tu problema. Gracias a sus propiedades higienizantes, devolverá el brillo a tu baño. He aquí cómo usarlo:

Ingredientes:  Sal + jugo de limón + vinagre blanco 

Cómo hacerlo:  Comience rociando su bañera con jugo de limón sin diluir. Luego espolvorear la sal por toda la superficie y dejar actuar de 20 a 30 minutos. Agregue el vinagre blanco para limpiar todo y luego enjuague con agua limpia. 

5- Quitar los restos de jabón:

Llamamos escoria de jabón a esta capa de película gris o blanca resultante de la combinación de residuos de jabón, suciedad y minerales contenidos en el agua. Es habitual verlo en cortinas de ducha, suelos de baños, azulejos de bañeras o sanitarios. 

Para deshacerse de él, deberá frotar las superficies a tratar con medio limón. Gracias a su contenido en ácido cítrico y a sus propiedades antibacterianas, los cítricos  te permitirán eliminar la suciedad y otras bacterias, evitando su proliferación. ¡Solo tienes que enjuagar para encontrar un baño que brille con mil luces! 

Advertencias:

No olvides enjuagar bien la piel con agua limpia después de usar limón si deseas exponerte al sol, ya que los cítricos son fotosensibilizantes.